Cuarta partida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuarta partida

Mensaje  Keron el Mar Ago 09, 2011 10:27 pm

Las horas pasaban en la ciudad de Cracovia mientras los soldados alemanes buscaban a todo judío y lo encarcelaban. En caso de negarse u oponer resistencia, el judío sería ejecutado en el acto. La ciudad era un caos, un hervidero de violencia, con casas desalojadas a la fuerza, hombres arrojados en las calles siendo registrados o apaleados, hogares incendiados, montañas de objetos de distinto valor, y un sinfín más de actos realizados contra el mismo pueblo.

Los oficiales alemanes se mantenían al margen de todos los altercados mientras continuaban la búsqueda de Moshe Bram, supuesto judío comprador del Críptex de Mateo. El soldado Redmon fue enviado en busca de perros que siguiesen la pista del fugitivo. Uno de esos perros llevó a los soldados por las alcantarillas hasta un camión repleto de prisioneros. El perro olfateó y ladró a uno en concreto. El sujeto fue apartado del resto e interrogado. Afirmó no saber nada salvo que un hombre le entregó el abrigo que llevaba puesto y que momentos después se fue en otra dirección. Pronto, el oficial Johann Brams dio un mensaje al resto de prisioneros. Si alguno sabía algo del hombre de la foto (conseguida en el túnel bajo la mansión), sería recompensado hasta con la libertad. Uno afirmó haberle visto en un camión de prisioneros varias calles más abajo.

Tras varias horas de búsqueda en camiones, el objetivo no aparecía por ningún lado. Se supuso que pudo haber sido asignado al gueto judío que se había instalado en la ciudad. Tampoco dio resultado la búsqueda, pues todas las pistas llevaban a puntos muertos. Por fortuna, uno de los soldados, Derek Muller comentó la posibilidad de mirar las posesiones del tal Moshe Bram. Siendo una ciudad repleta de judíos, resultaría fácil que estos tuviesen registrados en algún catrasto las propiedades del sujeto. Hasta allí se dirigió Andreas Von Maurel, que con ayuda de un hombre de la ciudad -simpatizante al partido nacional socialista-, encontró la información que buscaba. El hombre poseía hasta 4 casas más, pero lo más importante no era eso, pues a menudo hacía importantes donaciones a una iglesia perteneciente a los caballeros hospitalarios: la iglesia de San Jorge. Pronto, los soldados relacionaron la "caja" de gran tamaño que mencionó la sirvienta como un posible ataúd.

La iglesia tenía una única entrada. A esta se llegaba atravesando un cementerio anexo al edificio. El soldado Redmon se quedó en la puerta con los perros por si alguien se acercaba mientras el resto de hombres inspeccionaba el interior. Andreas y Derek fueron directos a la iglesia, mientras que el oficial Johann y el soldado Dietrich observaron una tumba abierta aún sin tapar. En su interior hallaron un ataúd abierto, pero sin señas de que hubiese nada en su interior ni en ese momento, ni antes. Sin embargo sí encontraron en su lateral un dibujo hecho por un hierro candente. Se trataba de una serpiente que se mordía a si misma formando un círculo, y en el interior de este, la cabeza de una cabra con varias palabras hebreas escritas en torno a la testa (el Baphomet). Al terminar de investigar se acercaron a la iglesia y junto con los otros soldados dispararon a la cerradura y entraron en busca de alguna pista de Moshe Bram. Derek y Dietrich rodearon la iglesia por la zona de las capillas al contrario que el oficial y Andreas, que fueron hacia la parte del altar. El último subió por el transistorio para tener una mejor vista. Mientras Dietrich descubría junto con su compañero la existencia de una capilla dedicada en exclusiva a San Jorge donde se hallaba una placa en agradecimiento a Moshe Bram, el soldado Von Maurel se precipitó desde lo alto del transistorio cuando una barandilla cedió. Rápidamente, Derek fue en su ayuda mientras Dietrich permaneció inmóvil mirando en todas direcciones. Gracias a que permaneció apartado vio cómo la enorme lámpara que pendía encima del yaciente Andreas comenzaba a balancearse peligrosamente. Una voz suya les advirtió a tiempo para que los soldados se apartasen momentos antes de que la lámpara cayese y destrozase los bancos por completo.

Con el soldado Von Maurel malherido, Derek ayudándole, el oficial Brams llamando a todos sus hombres, Dietrich abandonando la iglesia aterrorizado, y el soldado Redmon en el exterior, la locura pareció hacerse presente durante un instante. La puerta de la iglesia se cerró de golpe y Dietrich parecía incapaz de abrirla, como si alguien la sujetase al otro lado. Instantes después se abrió dejando ver en la lejanía cómo Redmon se acercaba con el perro que se negó a entrar en el templo. Nervioso, Dietrich disparó al animal batiéndole de dos disparos. Mientras tanto, Derek y el oficial buscaron dentro del templo sin éxito alguno. Estaban ellos solos, nadie más permanecía en el interior. Entonces, Derek realizó algo que sorprendió a todos. Sacó de sus pertenencias un péndulo con una piedra en su final. Lo posó sobre su mano y el péndulo comenzó a moverse en varias direcciones. Incluso, el artefacto permaneció suspendido en el aire cayendo sobre el oficial como si alguien lo hubiese soltado de repente. "No estamos solos", dijo Derek tras los acontecimientos.

Enseguida el oficial al mando tomó la iniciativa dando instrucciones a sus hombres. Cuando supo de la existencia de la capilla de San Jorge ordenó entrar en ella e investigarla. Pronto encontraron una losa que se desplazaba ocultando bajo ella una argolla unida a una cadena que se hundía bajo el suelo. Al tirar de esta, el altar de la pequeña capilla se giró dando paso a un angosto túnel.

Ya en el túnel, los hombres avanzaron en busca de nuevas pistas sin olvidar lo que habían vivido hacía unos minutos. ¿Espectros? ¿Fantasmas? ¿Criaturas del más allá? Derek parecía convencido de ello, y Dietrich no paraba de mirar en todas direcciones sintiéndose observado a cada instante. Desde que entraron en el subterráneo los hombres pudieron escuchar una grabación en alemán, con un discurso del Furher y proclamas del partido nazi. Tras varios pasillos y estancias llegaron hasta un gran salón con un tapiz, una butaca y una mesa con una gramola que proyectaba el sonido que durante todo el tiempo pudieron escuchar. Funcionaba sola, pues nadie la manipulaba. Mientras investigaban, una de las puertas de la habitación se abrió, y de ella emergió una figura fantasmal con una túnica blanca con capucha que recorrió la estancia de lado a lado.

Keron

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 15/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Keron el Miér Ago 10, 2011 2:34 pm

Actualizado

Keron

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 15/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Henrick Saavedra el Vie Ago 12, 2011 2:09 pm

Joder que miedittoooooooo


avatar
Henrick Saavedra

Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 12/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Demian Lewis el Vie Ago 12, 2011 4:33 pm

no lo sabes tu bien xDDD

Demian Lewis

Mensajes : 146
Fecha de inscripción : 30/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Janeux el Miér Sep 07, 2011 8:33 pm

Mira que dije que no abrieras la puerta...

Janeux

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 13/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Henrick Saavedra el Jue Sep 08, 2011 12:28 am

El soldado redmon ...el soldado redmon...

que poca seriedad en las escalas militares ... ¡por hitl..¡por dios!

Yo sigo pensando que el que mato al perro oculta algo.
avatar
Henrick Saavedra

Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 12/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Keron el Sáb Sep 10, 2011 12:02 pm

Sabía demasiado. Y punto.

Keron

Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 15/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Henrick Saavedra el Sáb Sep 10, 2011 7:19 pm



joeeeeeee ...

PD: ponedle bigotito hitleriano
avatar
Henrick Saavedra

Mensajes : 206
Fecha de inscripción : 12/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuarta partida

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.