Breve historia de Georgia hasta 1750

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Breve historia de Georgia hasta 1750

Mensaje  Narrador el Vie Dic 12, 2008 3:21 pm

En el año de Nuestro Señor de 1524, Juan Ponce de León, castellano al servicio del Rey Fernando el Católico, fue el primer hombre blanco que puso los ojos en lo que sería el estado de Georgia .
En esa época casi olvidada de la historia, indios americanos, misioneros españoles y traficantes ingleses compartían la tierra ahora conocida como Georgia. Época turbulenta y trágica marcada por las epidemias, la caza de esclavos y la destrucción de los cacicados indígenas, mientras España e Inglaterra se disputaban el dominio del sudeste americano. Fue entonces, alrededor del año 1733, cuando James Edward Oglethorpe estableció las bases de lo que iba a ser el estado de Georgia al fundar la actual ciudad de Savannah y constituirla como colonia británica.
La guerra por el dominio del nuevo territorio no se hizo esperar y españoles e ingleses iniciaron un sangriento conflicto que terminó en 1742 con la derrota del imperio español, que abandonó definitivamente Georgia.
Por aquel entonces, en la costa este de Norteamérica había trece colonias propiedad de la Corona Británica y en las llamadas colonias del sur (Virginia, las Carolinas, Maryland y Georgia) se había organizado un sistema esclavista (con unos 500.000 esclavos negros traídos de África) que explotaban plantaciones de tabaco, algodón y azúcar. Así, la población estaba compuesta por grandes y pequeños propietarios y esclavos.


Las trece colonias no eran del todo homogéneas, es decir, a pesar de que el 80% de la población blanca era de origen inglés, escocés e irlandés, había muchas diferencias entre ellas. La diversidad de estructuras sociales, económicas y mentales podía apreciarse con claridad:

Al Norte las cuatro colonias de Nueva Inglaterra (Massachusetts, Connecticut, New Hampshire y Rhode Island) poseían un cierto desarrollo con sus industrias derivadas del pescado y sus astilleros, un extenso comercio marítimo canalizado en Boston, y una recepción más intensa de la ilustración europea en sus universidades de Harvard y Yale. Fueron colonizadas en su mayoría por irlandeses, escoceses e ingleses puritanos y cuáqueros que huyeron de Inglaterra en busca de una nueva tierra donde poder levantar sus ciudades teóricas y utópicas según el sueño de Tomás Moro, bajo un gobierno más tolerante con estas religiones y más "democrático". Se convirtieron en pequeños propietarios que cultivaban cereales y criaban caballos y ganado bovino.

Las cuatro colonias del Centro (Nueva Jersey, Nueva York, Delaware y Pensilvania) prestaban mayor complejidad étnica y religiosa −−holandeses, suecos, hugonotes, alemanes y judíos−− que superaban en número a los ingleses. Sus ciudades, Nueva York y Filadelfia, eran centros de exportación de trigo y madera. No obstante se integraron bien a la cultura anglosajona.

En el Sur (Virginia, Maryland, Georgia y las dos Carolinas), donde opulentos plantadores anglicanos, dueños de los dominios del tabaco, arroz y algodón, formaban una casta aristocrática. Eran, en su mayoría, nobles ingleses a los que el rey les había concedido grandes lotes de tierra. Las nueve décimas partes de los negros se encontraban en las colonias del Sur trabajando como esclavos en estas plantaciones que tanto interesaban a la metrópoli y a los dueños aristócratas, puesto que surtían al mercado inglés de productos tropicales que eran muy difíciles de obtener y muy apreciados. El número de población negra superaba a la blanca, característica que no se daba en las colonias del Norte ni del Centro. La sociedad que crean es una perfecta imitación de la inglesa, como también ocurrió en las colonias del Centro (Pensilvania).

A pesar de estas diferencias también hay semejanzas entre las trece colonias, como la fuerte natalidad, el aumento del flujo de inmigrantes, la preponderancia del protestantismo (calvinismo) aunque dividido en diversas confesiones (congregacionalistas, anglicanos, presbiterianos, luteranos, baptistas, metodistas, quáqueros y puritanos), predominio de la lengua inglesa, el prestigio de la enseñanza, etc... . Todas las colonias estaban sometidas a las decisiones del Parlamento de Londres pero para hacer más efectivo el control el rey nombró a un gobernador, representante de la Corona y del Parlamento. Pero sus poderes se ven limitados cuando a principios del siglo XVIII el rey decide dotar a estas colonias de una cierta independencia mediante el consentimiento de que se creasen asambleas locales, formándose así trece estados coloniales. Son bicamerales, a imitación del Parlamento de Londres.

_________________
avatar
Narrador
Admin

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 08/09/2008
Edad : 37

Ver perfil de usuario http://mundodetinieblas.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.